Excite

Descubre los puntos de venta de vehículos de competición en España

La venta de vehículos de competición en España está de moda, no obstante son miles de amantes del mundo del motor que deciden dar el paso de ver los coches a comprarse un vehículo más potente que un kart. Y, aunque parezca mentira, es bastante fácil adquirir un bólido que queme gasolina y neumáticos.

Concesionarios, mercados y el tunning

La venta de vehículos de competición en España se concentra, en primer lugar, en los concesionarios oficiales. Todas aquellas marcas que poseen modelos específicos para alguna copa, como Renault o Seat, tienen estas versiones a la venta, por lo que es ideal preguntar por la que nos interesa.

El problema de estos vehículos es que salen muy caros, así que una opción para adquirirlos a bajo precio es hacerse con un coche de segunda mano. En este caso páginas como mercadoracing.org o coches.net son los lugares ideales para poder encontrar el deportivo que andamos buscando.

La última posibilidad para hacerse con un coche de competición sin tener que pagar mucho de una sola vez es a través del tunning. Podemos ir armando poco a poco nuestro vehículo para que pueda participar en una competición.

Esto tiene de positivo, además del bajo coste, la posibilidad de personalizar el vehículo como nosotros queramos. Por ejemplo un coche de competición ya trae su propio aleron, por lo que si queremos cambiarlo casi que tendríamos que pagar el doble debido a que en el precio inicial ya venía el primer spoiler y que la mano de obra para quitarlo también cuesta dinero.

Eso sí, si compramos el vehículo de esta última manera debemos de saber una cosa: después de cualquier tipo de modificación lo tendremos que pasar por la ITV y además tendremos que cumplir con las normas de la competición si queremos correr en ella, mucho ojo a esto.

Que no se te olvide el seguro

La venta de vehículos de competición en España tiene una segunda parte, no se acaba en el concesionario o en el apretón de manos con un propietario. Ahora comienza una verdadera odisea: buscar una póliza que proteja al vehículo en una competición. No hay que olvidar que la velocidad en una carrera es superior y por tanto los riesgos también.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017