Excite

Ventajas y desventajas de poner agua normal en el radiador

Un coche es siempre una inversión importante, por lo que es de sentido común procurar que dure en perfectas condiciones el máximo tiempo posible. Hay un mantenimiento cotidiano que el propio conductor puede hacer, como revisar los niveles de líquidos y de aceite. Y si encontramos el nivel bajo ¿es conveniente poner agua normal en el radiador?

El radiador es la pieza principal del sistema de refrigeración del motor. Su función es controlar que la temperatura no suba en exceso, pues en ese caso el motor se dañaría. El líquido refrigerante que contiene el radiador captura el calor del motor y lo libera al ambiente. Se trata de un circuito cerrado, por lo que en general se pierde poco líquido por evaporación y es necesario rellenarlo periódicamente.

Rellenar el radiador

Lo ideal es rellenar el radiador con el líquido anticongelante recomendado para cada modelo de motor, pero en ocasiones no es posible debido a alguna emergencia. En ese caso, se puede optar por poner agua normal en el radiador. Pero esto, inevitablemente, tendrá unas consecuencias.

El agua normal contiene sales disueltas que, con el calor, precipitan y se depositan en el radiador, pudiendo llegar a obturarlo. Además, favorece la corrosión de los componentes del radiador. Otra desventaja es el punto de congelación del agua, a cero grados, que puede ocasionar que se congele en el radiador si la temperatura ambiente es muy baja. Ademñas, se evapora a cien grados, con lo que no hace falta mucho recorrido antes de que el propio calor del motor empiece a evaporarla.

Solo en caso de emergencia

Las ventajas de añadir agua normal en el radiador son lo barata que resulta y lo accesible que es. Pero las desventajas superan con mucho esta ventaja, pues las averías que su uso continuado puede causar al motor sobrepasan con creces el posible ahorro. Por lo tanto, es preferible usar siempre el anticongelante adecuado.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017