Excite

¿Cómo cambiar la rueda de la bici?

Si no tienes mucha práctica en el asunto, cambiar la rueda de la bici puede ser toda una pesadilla y llevarte casi una hora, pero con las herramientas adecuadas y una serie de consejos que te ofrecemos desde aquí, será casi como coser y cantar. Ya no temerás más a los pinchazos.

Trucos para cambiar la rueda de la bici

Todo aficionado a la bicicleta, sea de montaña o de carretera, se ha encontrado con un pinchazo en el peor momento o con que la cámara ha explotado repentinamente. Cuando toca cambiar la rueda de la bici más vale que nos coja prevenidos y si vas a salir lejos de casa, es recomendable circular con un pequeño kit de herramientas de emergencia.

Lo primero para cambiar la rueda de la bici es quitarla del cuadro. Si el sistema no es de "palometa" seguramente necesites una llave inglesa (y a veces unos alicates para sujetar) para quitarla. Una vez desmontada la rueda (la delantera es más fácil que la trasera) hay que quitar el neumático, para lo que es recomendable contar con dos utensilios que nos sirvan para hacer palanca y que salga facilmente.

Ya con la cámara despegada de la cubierta, hay dos opciones o bien poner una nueva o arreglar el pinchazo. Si optas por la segunda opción, lo más rápido para localizar donde está es llenar la cámara y sumergirla en agua, ya que verás burbujas por donde esté pinchada.

Ahora, queda por meter la cámara dentro de la cubierta y llenarla solamente un poco. Antes, asegúrate de que en la cubierta no haya nada que pueda volver a pinchar la cámara. Tras esto, fíja ambas a la llanta y fija la arandela para que no se separen. Ahora toca meter la cubierta y la cámara en la llanta, para lo que es necesario volver a hacer palanca a la inversa. Con esto, ya solamente queda volver a poner la rueda en su sitio, sujeta al cuadro de la bicicleta.

Cambiar una rueda de la bici, mucho más fácil de lo que parece

Para cambiar la rueda de la bici necesitarás una serie de instrumentos tales como parches, cámaras, palancas, llaves inglesas y un inflador. Con esto y la práctica necesaria no debería ser demasiado dificil arreglar un pinchazo y volver a estar listo para montar de nuevo y disfrutar del viento en la cara en pocos minutos

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017