Excite

Cómo pintar nuestro propio coche

Si nos hemos decidido a pintar nuestro coche, lo primero que tenemos que hacer es encontrar el tipo de pintura que queremos. Existen empresas que te prepararan la pintura llevándoles una muestra del color e incluso hay marcas que venden diferentes tipos de pinturas ya preparadas que se ajustan a colores comerciales.

Una vez que hayamos comprado la pintura (se necesitan en torno a 6 litros para un coche medio) elegiremos un lugar adecuado. Éste debe ser un espacio con buena ventilación, cubierto y a ser posible con calefacción, pues la pintura no se adherirá bien si el metal de la carrocería está frío. Comenzaremos a lijar con papel abrasivo de óxido de aluminio hasta conseguir un pulido perfecto. Para esto hace falta mucha paciencia y cuidado, si dejamos cualquier resto de pintura u óxido la nueva capa se descascarillará rápidamente.

Cubriremos con papel y cinta de pintor los faros, lunas, guardabarros… en definitiva, todo aquello que no deseamos que se manche. Aquí conviene recordar de nuevo que si hemos calentado de alguna manera la chapa obtendremos mejores resultados. Comenzaremos aplicando la pintura situando el espray a unos 20-30 centímetros de distancia y haciendo movimientos suaves y regulares. Daremos tres capas, dejando entre ellas un tiempo de secado de 20 minutos.

Cuando hayamos terminado con la pintura lo dejaremos secar bien durante, al menos, un día. Siempre en un lugar cerrado y sin corrientes de aire. Una vez seco lo lavaremos con agua y jabón y pasaremos un papel de periódico por toda la superficie. Aplicaremos dos capas de laca de la misma forma que hicimos anteriormente con la pintura y tomando las mismas precauciones. Otras 24 horas de secado y el coche estará listo.

Imagen: autosdelcaribe.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017