Excite

¿Cómo pulir los faros del coche en casa?

Con el paso del tiempo y de los kilómetros el plástico que recubre los faros del coche se van estropeando y haciéndose cada vez más opacos. Es por ello que es conveniente saber cómo pulir los faros del coche de forma rápida para que la iluminación en la carretera no se vea afectada.

Recupera la visibilidad en pocos pasos

La mayoría de los faros de los automóviles que se fabrican hoy en día son de policarbonato. Este material es muy resistente a la intemperie pero sufre cuando lleva muchas horas expuestos a altas temperaturas o a la acción directa del sol. Por esta circunstancia, cuando pasan los años es adecuado aprender a cómo pulir los faros del coche y recuperar la total iluminación.

Lijas, agua, pulimento y taladro son necesarios

Lo primero que hay que hacer es proteger toda la zona que queda por debajo del foco con plástico. Luego se empapa un trozo de lija de calibre 1.000 para agua en un cubo y se comienza a lijar el faro en forma de círculos. Posteriormente con un líquido de pulimento y otro trozo de lija de calibre 1.500 se vuelve a pasar en círculos, pero esta vez más pequeños.

Lo siguiente es coger un trapo pequeño y untarle un poco de pulimento. Con este trapo empapado se repasan los faros.

Una vez se ha secado el pulimento, se coge un taladro con algodón en la punta y se va pasando por los faros para ir quitando los restos del pulimento. Hay que tener cuidado con el tipo de pulidora porque se puede rayar el faro.

Kits para pulir

Si a pesar de que ya conoces cómo pulir los faros prefieres llevar tu coche al taller, por unos 35 euros se pueden tener los faros como nuevos. Si se decide hacer por uno mismo, hay kits para pulir los faros con un precio de unos 20 o 25 euros.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017