Excite

Cómo reclamar en un taller de coches

Acudir a un taller de coches acostumbra a ser una experiencia desagradable, por las molestias y el desembolso que conlleva. Sin embargo, el trago puede ser aún peor si se recibe un mal servicio o si hay una diferencia de pareceres entre el cliente y la dirección del taller.

Ante estos casos, el cliente debe ser consciente de que la ley ampara su derecho a reclamación y, por tanto, a una revisión del caso. Todo taller de coches está obligado a disponer de hojas de reclamaciones, donde podemos expresar con todo detalle nuestra reclamación. En caso de que no dispongan de ellas, lo más conveniente es llamar a la policía para que tome nota de la falta.

Una vez hayamos redactado nuestra reclamación debemos quedarnos con dos copias de la misma (el taller de coches se quedará con otra) y acudir a la Oficina Municipal de Información al Consumidor de la localidad o a la Dirección General de Consumo de la comunidad autónoma.

En cualquiera de estas instituciones se encargarán de gestionar nuestra reclamación si lo estiman conveniente. Y si posteriormente obtenemos una resolución favorable podremos recuperar nuestro dinero o la pieza que estemos reclamando.

Si además de esta rectificación deseamos una indemnización económica será necesario acudir a los tribunales. Es esta una opción costosa y arriesgada que conviene evitar en la medida de lo posible. Para no llegar a ella podemos tratar de llegar a un acuerdo con el taller de coches a través de la mediación de una Junta Arbitral de Consumo.

Imagen: VirtualErn en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017