Excite

¿Comprar un todoterreno 4x4 o un todocamino 4x2?

Cuando hablamos de un todocamino 4x2 nos referimos a un nuevo concepto de vehículo que ha alcanzado unos niveles muy altos de ventas en todo el mundo. La idea del todocamino 4x2 es la de ofrecer la tecnología justa y necesaria que un usuario precisa para circular cómodamente por caminos no asfaltados, prescindiendo de los avanzados (y, en la mayoría de los casos, caros) sistemas que incorporan muchos todoterreno 4x4.

Los todocamino suelen tener una altura mayor a la de un turismo convencional, son resistentes y sobre todo más económicos. La diferencia principal de un todocamino 4x2 frente a un todoterreno 4x4 es, como su propio nombre indica, la tracción a las 4 o a las 2 ruedas traseras. De hecho existen vehículos 4x4, como el Ford Kuga, que poseen versiones idénticas en aspecto pero con un equipamiento 4x2.

El precio de un todoterreno 4x4 hay que valorarlo también fuera del concesionario. Así, un 4x4 pagará por lo general más por el seguro que un 4x2; consume más y, sobre todo, el 4x4 incluye sofisticados mecanismos que, de estropearse, supondrán un elevado desembolso para su reparación. Los defensores del 4x4 alegan que a mayor calidad, mayor es el precio, y es cierto; pero lo que debemos preguntarnos es si en verdad necesitamos la tecnología de un 4x4.

Está comprobado que la mayoría de los compradores de vehículos 4x4 lo usan para circular por carreteras asfaltadas y, en determinadas ocasiones, por caminos. Lo cierto es que casi todos los 4x4 son capaces de atravesar ríos con una profundidad considerable, resistir temperaturas extremas, circular por pavimentos helados, soportar golpes contundentes y sortear inclinaciones imposibles del terreno. Pero si lo que queremos es circular con comodidad por caminos de tierra con baches o barro, el equipamiento de un 4x2 es más que suficiente.

Imagen: motorgiga.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017