Excite

Consejos para conducir con nieve y hielo en la carretera

Con la llegada del invierno son muchas las carreteras de la península cuyo asfalto resulta afectado por las bajas temperaturas. Esto, unido al incremento de los desplazamientos durante las fiestas y los fines de semana, puede llegar a elevar considerablemente el número de accidentes en esas zonas. Por ello, desde Excite te damos una serie de consejos para conducir con nieve y hielo de forma segura.

Prepara a conciencia tus desplazamientos en invierno

Para comenzar con nuestros consejos para conducir con nieve y hielo debemos realizar una serie de consideraciones previas. Y es que, si bien la nieve es un fenómeno fácil de constatar visualmente, las heladas pueden pasar inadvertidas para el conductor.

De ahí que buena parte de los coches en la actualidad avise del peligro de hielo en la calzada pero no siempre es así. Es por ello que debemos saber que si hay una alta humedad exterior o está lloviendo y la temperatura baja a los 3 grados es probable que aparezcan placas de hielo en la carretera por lo que tendremos que estar prevenidos.

Hielo

  • Reduce la velocidad ante el riesgo de heladas. Presta especial atención en los túneles o zonas en las que no da el sol.
  • Frena con suavidad en el caso de atravesar una placa de hielo. Si el coche dispone de ABS pisa el pedal a fondo.
  • Si notas que el coche patina no uses el freno. Trata de controlarlo levantando el pie del acelerador y corrigiendo la dirección con el volante girando en la misma dirección del eje trasero del vehículo.

Nieve

  • Lleva cadenas si tienes previsto circular por carreteras nevadas
  • Circula sobre las rodadas hechas por otros vehículos, excepto que el grosor de la nieve sea tal que pueda dañar los bajos del coche.
  • Si la nevada va a más y te sorprende en mitad de la carretera busca un lugar seguro para detenerte y señaliza el vehículo de la mejor manera posible. Informa siempre de tu posición a familiares o amigos.
  • Lleva el depósito de gasolina lleno. Así, además de poder sortear eventuales incidencias durante el trayecto lograrás dar una mayor estabilidad al vehículo.

El buen estado de los neumáticos: un factor esencial

El primero de los consejos para conducir con nieve y hielo no puede ser otro que asegurarnos del buen estado del vehículo antes de salir de viaje. Hacer estas comprobaciones puede ahorrarnos más de un disgusto, especialmente, en el caso de los neumáticos. Cambiarlos cuando el dibujo haya desaparecido es esencial para evitar males mayores. Como medida adicional, no olvide verter anticongelante en el depósito del limpiaparabrisas y llevar varios móviles con batería suficiente.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017