Excite

¿Cuál es el consumo del coche con remolque?

Contar con un remolque, sea del tipo que sea, para nuestro vehículo es siempre un plus. No obstante, tampoco hemos de perder de vista que, como es natural, el consumo de nuestro vehículo aumentará empleándolo. Es por eso que vamos a tratar de aclarar cuál es el consumo de un coche con remolque.

Aumento de la presión aerodinámica

Como cabría esperar, a nadie se le escapa que el tener un remolque incorporado a nuestro vehículo habrá de incidir en un mayor consumo de combustible, si bien es un factor que va a depender del tamaño y carga del remolque y por supuesto de lo que gaste nuestro coche habitualmente.

De esta forma, para empezar a delimitar cuál es el consumo de un coche con remolque, hay que apuntar que será más bajo en motores diésel o aquellos de gasolina pertenecientes a la gama media-alta. Con un remolque de tamaño pequeño, el consumo, situándonos en una velocidad media de 100 kilómetros hora, puede aumentar en un litro cada 100 kilómetros recorridos.

No obstante, si hablamos de un remolque grande con una carga de unos 300 kilogramos, incrementará en dos litros el consumo de combustible. Si contamos con una caravana para remolcar, puede aumentar hasta en 4 ó 5 litros dependiendo de las características de nuestro vehículo. Del mismo modo, el consumo de todos ellos subirá cuando no circulemos por carretera y lo hagamos por caminos sin asfaltar o caminos de montaña.

Sea como sea, teniendo en cuenta tanto las prestaciones y el tamaño como el incremento en el consumo de combustible por parte del coche, a la hora de elegir entre una baca, sea de la clase que sea, y un remolque, la mejor opción suele ser la segunda.

Algunos apuntes

Además de ofrecer un cálculo aproximado sobre cuál es el consumo de un coche con remolque, hemos de brindar algunos apuntes que nos ayudarán a emplearlo mejor. El primero, y fundamental, es hacer que la distancia de frenada suba en un 10 por ciento aproximadamente por cuestiones aerodinámicas.

También hay que tener presente que si entre el peso del coche y el del remolque no rebasamos los 3.500 kilogramos podremos conducir con el carnet B, pero si no es así hemos de obtener un permiso especial. Por último, a fin de ahorrar, lo ideal es apostar por una conducción más relajada y económica cuando lo tengamos adosado.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018