Excite

¿En qué consiste un control alcoholemia?

Si eres de los pocos a los que la policía no ha parado nunca para hacer un control de alcoholemia y no sabes en qué consiste, aquí te explicamos cuál es el procedimiento utilizado y qué niveles de consumo de alcohol no debes sobrepasar para dar positivo en cualquiera de estos controles

Todo lo que hay que saber sobre un control de alcoholemia

Un control de alcoholemia no es más que un mecanismo de prevención que se usa en seguridad vial para prevenir accidentes, así que si no has bebido más de la cuenta no hay nada que temer. En España, la tasa de alcoholemia máxima permitida es de 0,5 ml por litro de sangre en aire expirado y en el caso de personas con menos de dos años de experiencia en el carnet de conducir y profesionales de la conducción es de 0,3 ml.

Procedimiento en el control de alcoholemia

La mayoría de los conotroles de alcoholemia realizados por la policía están correctamente ubicados en sitios donde no se dificulta en demasía el tránsito de vehículos, ya sea en carretera o ciudad. Si eres uno de los elegidos por los agentes para hacer el control de alcoholemia te lo señalizarán y en el caso de que te hagan bajar del vehículo no olvides ponerte tu chaleco reflectante, ya que podrías ser multado por ello.

Los agentes te harán soplar en un alcoholimetro (con boquillas de un solo uso) para comprobar el nivel de alcohol. En el caso de resultar negativo te dejarán partir sin más demora, pero el proceso se complica si das positivo.

En el caso de dar positivo en un control de alcoholemia

Si el primer test de alcoholemia realizado da positivo, el ciudadano tiene derecho a una segunda prueba, para que habrán de pasar al menos otros diez minutos. En el caso de que esta vez dé negativo, se podrá partir de nuevo, si da positivo, el agente comenzará a formular la denuncia y no se podrá reanudar la marcha hasta que la tasa baje o deberá hacerlo una persona que no haya bebido.

El último recurso al que se puede acceder es la posibilidad de hacer un análisis de sangre en un hospital, que en el caso de que vuelva a salir positivo deberemos pagar.

Qué hacer en un control de alcoholemia

En un control de alcoholemia se obligará a los conductores a someterse a una prueba en la que mediante un alcoholimetro se medirá nuestro nivel de alcohol por litro de sangre en aire expirado. Si se da positivo se puede pedir realizar un segundo test e incluso pedir acudir a un hospital para realizar un análisis de sangre.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017