Excite

¿El airbag salva vidas realmente?

Los airbags son unos sistemas de seguridad, que todos conocemos, y que consisten en unas bolsas que se hinchan automáticamente de aire cuando tenemos una colisión con el coche. Fue patentado en octubre de 1981 por Mercedes Benz, y desde entonces, se han ido implantando poco a poco en los coches de todas las marcas del mercado. Sin embargo, muchos se preguntan si el airbag salva vidas realmente.

    @autopista_es - Twitter

Mejor con airbag

Esta cuestión viene precedida por los accidentes donde el airbag no ha hecho precisamente un favor a quien lo sufría. Gafas rotas y lesiones en la cara son algunos de los problemas que hemos escuchado alguna vez. El caso es que el uso del airbag aumenta en un gran porcentaje la probabilidad de no sufrir daños y de sobrevivir en un accidente, así que imaginad cómo hubieran acabado aquellos a los que se le rompieron las gafas o sufrieron lesiones en la cara.

Existen dos puntos importantes que debemos seguir para fiarnos del correcto funcionamiento del airbag. Primero, debe usarse correctamente, y segundo, debe haber sido bien revisado. Entonces, funcionará perfectamente, y si lo hace así podemos estar seguros de que podrá salvar vidas si llega el momento de una trágica colisión.

Eso sí, conviene aclarar que de nada sirve el airbag si no llevamos el cinturón de seguridad correctamente abrochado.

Funcionamiento del airbag

Simplificándolo mucho, el sistema del airbag viene determinado por los datos recogidos por sensores que son enviados a una centralita en el coche, que los interpreta. El mecanismo del airbag se activa cuando la centralita detecta en uno de los sensores una desaceleración brusca. El aparato lo interpreta como una colisión y automáticamente despliega el airbag.

FOTOS: Estos son los 10 coches más rápidos del mundo

Siendo más concretos, la centralita del airbag también recibe datos sobre la velocidad que se va registrando y el peso y la envergadura del conductor para medir la presión a la que tiene que desplegarse. Incluso determina si el choque comprende varias colisiones, en cuál de ellas es más conveniente hacer saltar la bolsa.

Su despliegue tarda tan solo 80 milisegundos, cinco veces más rápido que un parpadeo, y desde ese momento comienza a desinflarse. Esta alta velocidad de ejecución es la que puede llegar a salvarnos la vida, siempre que también llevemos el cinturón de seguridad abrochado.

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017