Excite

La gasolina recupera terreno frente al diésel como mejor combustible

Diésel, ese nombre es un foco de atención para muchos clientes que buscan un coche barato, no tanto en el día en que lo compran sino a la larga. Diésel es sinónimo de menos contaminación y combustible más barato, pero, ¿es verdad que sale más rentable que comprarse un vehículo de gasolina?

Los últimos estudios señalan que la balanza no se inclina tanto a los automóviles propulsados por gasóleo como se pensaba. Para que un coche diésel salga rentable, hace falta recorrer con él 25.000 kilómetros por año mínimo, de otra forma no se compensa el gasto de más que realizamos al comprar un coche de gasóleo, que tiene un plus de costo de 3.000 a 4.000 euros respecto a los de gasolina. En principio, el diésel tiene un gasto de combustible menor que de gasolina, sin embargo el precio pagado no compensa como vemos si no es a largo plazo.

Otro de los puntos a favor del gasóleo era que contaminaba menos que sus rivales. Sin embargo la verdad es diferente. Por un lado es cierto que emite menos gases de CO2, sin embargo tiene unos altos niveles de nitrógeno que no los tiene los coches de gasolina. Esto provoca que las ciudades tengan un aire más sucio y nocivo para los peatones y resto de ciudadanos.

Además los motores diésel han perdido su ventaja de longevidad frente a los de gasolina, que además son más baratos a la hora de repararlos. También van perdiendo su ventaja en cuanto al precio del combustible ya que poco a poco ambos comburentes se van igualando en costo debido a la ley de la oferta y la demanda, así como los impuestos.

Por ello, si va a comprar un nuevo coche, piénselo dos veces antes si será de gasolina o diésel.

Imagen: Laboratorio en movimiento en Flickr

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017