Excite

El inconfundible sonido de un motor

Para la mayoría de los conductores el sonido del motor es una molestia y por eso casi todas las compañías trabajan duramente para reducirlo al mínimo o, en su defecto, aumentar la insonorización del habitáculo. Sin embargo, con los deportivos ocurre todo lo contrario.

El sonido del motor de un Ferrari o de un Porsche son parte de la imagen de marca y lejos de amortiguarlo, los fabricantes tratan de mejorarlo y convertirlo en música celestial para los seguidores de este tipo de vehículos.

Por eso toda marca de deportivos que se precie cuenta con una división especializada para mezclar al gusto del consumidor los sonidos de los diferentes elementos que intervienen en el funcionamiento del motor.

Quizás el caso más extremo sea Ferrari, que ofrece un sonido de motor para cada uno de sus modelos. También Porsche se lo toma en serio, y más tras el disgusto de sus seguidores con el cambio de motor en el Porsche 911 y los desajustes acústicos que ello supuso.

Como compensación, desde el año pasado los conductores del Porsche 911 pueden seleccionar el sonido del motor a través de un silenciador. Este lujo para los oídos no viene de serie y cuesta alrededor de los 2.500 euros.

Más económico (unos 30 euros) es el SoundRacer V8, un pequeño dispositivo que capta las ondas del motor de cualquier vehículo y las convierte en el sonido de un motor V8. El sonido, muy realista, se reproduce a través de los altavoces de la radio del coche.

Imagen: SOCIALisBETTER en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017