Excite

El nuevo Código Penal castiga con la decomisión del coche conducir a alta velocidad

La época de Navidad es una de las temporadas donde más accidentes de tráfico existen debido al consumo excesivo de alcohol o las prisas por llegar temprano con la familia. Por ello el Gobierno reformó hace meses la legislación en materia de seguridad vial y que está funcionando desde el jueves 23 de diciembre. Como la ignorancia no exime el cumplimiento del la ley, mejor conocer cuáles serán ahora nuestras obligaciones cuando conduzcamos.

A partir de ahora si superamos los límites de velocidad impuestos o bien conducimos bajo los influjos del alcohol, podemos acabar en la cárcel entre tres y seis meses. De esta forma se equiparan ambas infracciones con la de circular sin licencia de conducir. Además, nos podrán confiscar el coche de forma indefinida.

Se calcula desde fuentes gubernamentales que se podrían requisar hasta 2.000 coches en los próximos meses por la aplicación del nuevo Código Penal. Para las asociaciones de conductores la norma que ya está en vigor es un abuso sobre los derechos de los ciudadanos.

Para evitar acabar en un penal, el infractor puede realizar trabajos para la comunidad o bien pagar una fuerte multa. Eso queda a elección del culpable.

Además de aumentar la pena en estos dos delitos, se ha añadido un nuevo imperativo cuando vayamos por carretera: la de someterse a test antidrogas. Antes el obligatorio era solamente el del alcohol pero ahora no se podrá uno negar a realizar el examen de estupefacientes. Si el conductor no quiere realizarlo, se establece una condena de 6 meses mínimo por delito contra la seguridad del tráfico. Asimismo se le prohibirá conducir un coche o moto durante un período que oscila entre uno y cuatro años, según estipule el juez.

Imagen: Daquella Manera en Flickr

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017