Excite

El nuevo Ford C-Max quiere hacerse un hueco

El Ford C-Max ya circula por las carreteras españolas. Y lo hace como si circulara por su propia casa, pues el monovolumen compacto de Ford ha sido fabricado exclusivamente en la planta valenciana de Almussafes. Completado con éxito el reto de la primera fase de producción, ahora llega el turno de comprobar el impacto del nuevo Ford en el mercado.

La marca norteamericana espera vender 11.000 unidades del Ford C-Max y Grand C-Max el próximo año en nuestro país, lo que significa un 8% del segmento de los monovolúmenes compactos. Parece una previsión realista si tenemos en cuenta que ese mercado está totalmente controlado por las francesas Renault y Citroën.

Para plantar batalla, el nuevo Ford C-Max llega con un nuevo diseño que recoge las esencias del nuevo estilo 'Kinetic' de Ford. Líneas redondeadas y puertas traseras deslizables sobre la base de la estructura C, que se estrena en el mercado antes de que la podamos ver en el nuevo Focus a partir de febrero de 2011.

Otro de los puntos fuertes de este monovolumen compacto es su versatilidad, pues se ofrece en dos versiones, de cinco (Ford C-Max) y siete plazas (Grand C-Max). Ambas versiones son idénticas hasta el pilar central, aunque luego cada una toma su propio camino estético.

En cuanto a motores, el nuevo Ford estrena un interesante motor de gasolina 1.6 EcoBoost de 150 caballos de potencia. El catálogo de gasolina se completa con un motor 1.6 Duratec de 105 caballos. Las opciones diésel incluyen dos motores 1.6 TDCi (95 y 155 CV) y un 2.0 TDCi de 140 caballos.

La gama de precios del nuevo Ford C-Max comienza en los 17.850 euros con el acabado Trend y el motor de 105 caballos, mientras que la opción más cara cuesta 25.200 euros. En cuanto al Grand C-Max, sus precios oscilan entre los 19.500 y los 27.550 euros.

Imagen: CmanMustang en youtube.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017