Excite

Tunning, ¿el fin de una moda?

Ver por las calles de las ciudades coches con alerones gigantes, estridentes colores o simplemente modificados elegantemente tras haber salido de la fábrica ya no será tan normal verlo en España gracias al Real Decreto 866/ 2010 que va a aumentar la normativización que existía sobre el fenómeno tunning: modificar el automóvil hasta hacerlo a veces irreconocible.

Sin embargo a partir de ahora con la nueva ley será más difícil que un coche pueda tener grandes cambios ya que han aumentado los requisitos para ello: hay que pedir un proyecto técnico, la homologación de la Unión Europea, un ensayo peatonal, un certificado de ejecución de la obra y además un informe del fabricante del vehículo. Esto último es lo que más preocupa a los aficionados al tunning y a los mecánicos, que llegaban a cobrar por un cambio de imagen radical y de motor hasta 30.000 euros.

El punto más negativo para los fans del tunning es que se perderá lo artesano ya que serán muy pocas las fábricas de coches que permitan cambiar la suspensión hidráulica realizada por ellos por una creada por un mecánico autónomo. De esta forma todos los vehículos que pasen por el proceso de tunning serán despersonalizados porque habrá un número limitado de cambios oficiales.

Los tuneros españoles, que son de los más numerosos en el mundo, tendrán que ver cómo se las arregla para poder luchar contra el Real Decreto del gobierno de Zapatero o sí tendrán que resignarse como los fumadores y los dueños de los bares.

Imagen: Lesmode en Flickr

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017