Excite

El ruido de seguridad no convence a todos

La introducción de los vehículos híbridos y eléctricos en las carreteras españolas provocará cambios que hoy ni siquiera podemos sospechar. Mientras esperamos a que se normalice la movilidad eléctrica en nuestro país, podemos echar un vistazo a los debates que ya se plantean en otros lugares del mundo, como por ejemplo el debate generado por el ruido de seguridad.

Y es que en Japón han descubierto que los vehículos híbridos y eléctricos son un peligro en potencia cuando circulan por las calles de una ciudad. Una de las características de estos vehículos es que son totalmente silenciosos cuando circulan a bajas velocidades, lo que ha provocado un incremento significativo en el número de atropellos.

Ante las quejas ciudadanas, el Gobierno nipón esta valorando exigir a los fabricantes la instalación de un ruido de seguridad que imite el sonido de un motor. De esta manera, los peatones quedarían advertidos de la llegada de un coche eléctrico y disminuirían los accidentes urbanos.

Sin embargo, esa solución no es del agrado de todo el mundo. Aquellos que desean una ciudad con menos ruidos aplaudieron la llegada de los coches eléctricos, respetuosos con el medio ambiente tanto por la ausencia de emisiones de CO2 como por la ausencia de ruidos de motor. Para ellos, la instalación de un ruido de seguridad perpetuaría la contaminación acústica en las ciudades y dejaría pasar una gran oportunidad.

De momento, los fabricantes de automóviles siguen a la espera de una resolución definitiva, que en el caso nipón llegará en 2012. Pero por si las moscas, ya han comenzado a desarrollar sus propias soluciones. Toyota lanzó un dispositivo de ruido de seguridad para instalar en la tercera generación del Prius y el Nissan Leaf ya lo incluirá de serie; eso sí, ambos sistemas pueden desactivarse cuando el conductor lo considere oportuno.

Imagen: Nicholas_T en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017