Excite

Electricidad en la ciudad, hidrógeno en la carretera

El grupo Daimler se ha desentendido de la propuesta de instalar estaciones de recarga e intercambio de baterías para coches eléctricos fuera de las ciudades. Según la empresa automovilística, las actuales baterías “y las que están por llegar” no ofrecen una autonomía suficiente como para desvincular el coche eléctrico de los núcleos urbanos. Por lo tanto, la única opción que le queda a los coches de motorización exclusivamente eléctrica es la de encontrar estaciones de recarga y de intercambio de baterías cada pocos kilómetros, algo que de momento no parece ser “viable desde el punto de vista económico ni industrial”.

Aunque Daimler apuesta por un cambio radical a favor de los coches ecológicos, estimando conveniente centrarse en que los vehículos eléctricos circulen con comodidad y seguridad por las ciudades, dejando los viajes interurbanos para los híbridos, los verdaderos protagonistas del futuro próximo: “En ciudad, la gran mayoría de los conductores no se desplaza más de 40 kilómetros, de manera que la autonomía (de las baterías eléctricas) es suficiente”, asegura Peter Moos, responsable del proyecto desarrollador del Smart eléctrico.

El proyecto de Daimler comienza con la distribución de 1.000 Smart, comenzando por Berlín, para continuar por otras ciudades europeas y norteamericanas. Dispone de una batería de iones de litio con la que consigue una autonomía de hasta 135 kilómetros. Su velocidad está limitada a 100 kilómetros por hora y la carga se realiza en ocho horas. Por otro lado, Daimler promueve el uso de la pila de combustible (transforma hidrógeno en energía), por lo que colabora en Alemania, con otras importantes compañías, en la construcción de mil estaciones de recarga de hidrógeno en 2015.

Imagen: motordehidrogeno.net

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017