Excite

¿Está justificada la mala fama de las mujeres conduciendo?

Más de una vez hemos oído esa frase de 'mujer al volante, peligro constante'. Y si no esa, también hemos escuchado lo de 'mujer tenía que ser' haciendo referencia a una conductora que circulaba demasiado lento o que estaba obstruyendo el tráfico. También eso otro de 'las mujeres no saben aparcar'. Todo eso, ¿es cierto o se trata de un prejuicio que nos ha impuesto la cultura machista en la que vivimos? La respuesta puede sorprender a más de uno.

    @CiudadyPoderQ - Twitter

Condicionantes biológicos

Muchos piensan que las mujeres no saben conducir. A la primera de cambio se las critica cada vez que tienen un fallo y muchos aprovechan para reírse de ellas cuando ven a una mujer que tiene problemas al aparcar. Sin embargo, esto le pasa también a los hombres, ¿no? Según parece, dependiendo de qué aspecto de la conducción evaluemos, este tópico de la mujer conduciendo es más o menos real.

FOTOS: Sigue estos 8 consejos si quieres que no te multen al volante

Está demostrado científicamente, en una gran cantidad de estudios, que el cerebro de hombres y mujeres son diferentes. Esto hace que los hombres tengan, por lo general, una mejor capacidad visoespacial, mientras que las mujeres, saben escuchar mejor por naturaleza.

Esto se traduce en que la mayoría de los hombres pueden calcular mejor las distancias y las maniobras que tienen que realizar a la hora de aparcar el vehículo. Por supuesto que hay hombres que tienen muchos problemas aparcando y mujeres que estacionan de manera brillante. Esto puede ser debido a la práctica o al hecho de que el hombre tenga el cerebro más 'feminizado' y la mujer posea el área visoespacial más desarrollada de lo normal.

Determinantes ambientales

Una vez que queda claro que el hombre tiene ventaja por naturaleza a la hora de aparcar, conviene concretar que sí existen muchos prejuicios injustos sobre la mujer en la conducción. Para empezar, la frase de 'mujer al volante, peligro constante', no podía estar más equivocada. La estadística nos muestra que las mujeres provocan menos accidentes al año que los hombres.

Además, un informe de Linea Directa de 2015 confirmó que la configuración más segura para viajar en carretera es la mujer al volante y el hombre de copiloto y no al revés, como se ha ido normalizando desde que existe el automóvil.

Por otra parte, muchos hombres se quejan de que las mujeres conducen más despacio. Esto suele deberse a que son más precavidas que los varones. Y no solo eso, el machismo instaurado en la sociedad está constantemente ofendiendo a la mujer, atentando contra su seguridad y confianza en todos los ámbitos de la vida y poniendo a varón como un ser superior que siempre debe ir al volante aportando seguridad a la hembra. Si estos prejuicios afectan en su seguridad a la hora de conducir, es probable que lo haga por debajo de su potencial.

Esta falta de seguridad, sumado a que la testosterona en los hombres, los hacen mucho más competitivos, se traduce en que los éstos suelen conducir más rápido que las mujeres. Lo que provoca también que tengan más accidentes.

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017