Excite

¿Qué es el glp y cuáles son sus ventajas y desventajas?

El gas licuado del petróleo (glp) o autogás es un tipo de carburante formado por gases licuados presentes en el gas natural o disueltos en el petróleo. Aunque a temperatura y presión son gases, su facilidad para ser licuados es lo que da su nombre. El glp tiene ventajas y desventajas que no lo han hecho asentarse como alternativa real en los carburantes.

Mínima expansión

El gas licuado del petróleo (glp) es un tipo de carburante resultante entre la mezcla de gas propano y butano y que como su nombre indica tiene gran facilidad para licuarse y convertirse en carburante para los automóviles. A pesar de tener cada vez más aceptación en países como Alemania o Italia, su despegue aún es mínimo. En el glp las ventajas y desventajas casi están a la par por lo que su crecimiento aún no se ha producido.

Consumo económico y ecológico

El glp es mucho más económico que el gasoil o la gasolina. El litro de autogás se sitúa en torno a los 60 céntimos, menos de la mitad de lo que cuesta el resto de carburantes. Comparado con la gasolina es más respetuoso con el medioambiente, este carburante reduce un 68 por ciento las emisiones de NOx y un 15 por ciento del CO2.

La duración del motor se alarga ya que este carburante desgasta menos los cilindros y segmentos del motor. Además, la autonomía de un vehículo con GLP es de 500 o 600 kilómetros, sensiblemente superior a la de gasoil o gasolina.

Por último, y a pesar de falsas creencias, este carburante cumple con toda la normativa de seguridad exigible a los carburantes en España.

Inconvenientes del GLP

Como se ha apuntado, en el glp las ventajas y desventajas se compensan. Y es que a pesar de que el coste es menor, el consumo de carburante es mayor. Los motores más potentes no responden bien con este carburante. Y sobre todo, su expansión no se ha producido, no se llega ni al 50 por ciento el número de gasolineras que dispensan este carburante.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018