Excite

Kia lleva la evolución del Río a Shanghai y al mercado chino

Kia Motors eligió uno de los salones del automóvil más cercano a su fábrica matriz para presentar su último sedán, el K2. Shanghai sirvió como escenario para que la marca coreana mostrara este nuevo vehículo que probablemente no llegue a los concesionarios europeos. Y es que el Kia K2 es un automóvil basado en otro sedán que acaba de ser estrenado en el viejo Continente, el Kia Rio.

El modelo presentado en Shanghai tendrá tan solo opción a motor de gasolina, del que habrá dos versiones diferentes, una de 1,4 litros y otra más potente de 1,6. Se podrá elegir entre cambios de marchas automáticos o manuales. Respecto al consumo no destaca por su economía pero tampoco por ser un vehículo que necesite mucho combustible. En concreto el modelo de 1,4 litros consume 6,1 l cada 100 kilómetros mientras que el motor de 1,6 l gastará 6,4 litros por los 100 kilómetros.

En cuanto a la carrocería, el K2 será un automóvil bastante largo, llegando a medir 4,37 metros. Mientras el ancho es más normal, será 1,7 m su medida. Comparado con el Kia Rio, coche en el que hemos comentado que se basa, es más grande. Eso repercute en el interior donde hay un maletero en el que caben hasta 500 litros mínimo, ya que la medición corresponde con los asientos traseros levantados y éstos son abatibles.

Respecto a su diseño, lo que hemos podido apreciar en Shanghai es que se unirán la estética más deportiva con la de los utilitarios urbanos.

Imagen: kia.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017