Excite

La V23, nueva señal para los vehículos industriales

Los vehículos industriales de gran tamaño y que cuando la luz disminuye no son fácilmente reconocibles en la carretera, tendrán desde hoy la obligación de portar la señal V-23, una nueva guía que ayudará a disminuir el alto número de accidentes en los que este tipo de vehículos están implicados.

De esta manera la nueva señalítica no es una opción sino una obligación para los vehículos que se matriculen a partir del 10 de julio de 2011, como lo marca el Reglamento General de Vehículos tras el impulso que le dieron el Comité Nacional de Transporte por Carretera y otras organizaciones como la DGT o los ministerios de Fomento e Interior tras comprobar que había anualmente 15.000 accidentes en el que los vehículos industriales estaban involucrados. Mientras para el resto de vehículos de gran tonelaje y longitud, la señal V-23 será optativa.

La normativa indica que existen dos tipos de transportes que deberán ir marcados con la referencia: los remolques y semiremolques cuya masa máxima autorizada sea mayo de 3,5 toneladas y aquellos vehículos completos que tengan una masa máxima de 7,5 toneladas.

Esta nueva medida se ha inspirado en un el Departamento de Transporte de Estados Unidos que señaló que con este tipo de rótulos se puede disminuir la tasa de accidentes en casi un tercio. Es decir de 15.000 anuales podrían pasar a entre 9.000 y 11.000 accidentes.

La V-23 aumenta la visibilidad gracias a que tanto en la parte trasera como en la lateral del vehículo la señal tiene capacidad de reflejo independiente, por lo que ayudaría a que los conductores de otros coches la vean.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017