Excite

Trucos para limpiar los cristales del coche

En las épocas donde hay más lluvia la suciedad se multiplica. Muchas veces sólo vemos que nuestras lunas al poco de limpiarlas ya están nuevamente sucias, para cuidarlas mejor, hay una serie de formas para limpiar los cristales del coche y que estos no se dañen y repelan la suciedad acuciante.

Limpiando sin que quede ni rastro

Los cristales del coche son la zona más problemática del vehículo en cuanto a limpieza se refiere. Aunque estos lleven un producto para repeler la suciedad es la parte del coche que más expuesta se encuentra y con más facilidad se le aprecia màs cuando no están limpios.

Un consejo es nunca limpiar los cristales del coche con agua muy distinta a la temperatura ambiente. Esto es porque el si el cristal tiene una temperatura muy distinta a la del agua el choque de grados puede hacer que sufra algunas grietas.

Lo primero es limpiar las lunas del coche con agua y cualquier producto para toda la carrocería, aquí no hace falta dicernir, lo que si es conveniente no usar la misma gamuza. Tampoco a la hora de secar es bueno mezclar balletas ya que el cristal es una zona más delicada.

Una vez ya limpio, usa un trozo de periódico y cualquier limpia cristales común. Es mejor el periódico que las servilletas o paños ya que este no deja restos. En los cristales de los pasajeros sube y bajalos unas cuantas veces ya que al estar húmedos cuando lo hagas por primera vez van a volver a llenarse de agua y suciedad.

Repele al agua de la lluvia

Cuándo no exisitía el aire acondicionado, era común ver en las guanteras medias patatas que se huntaban en el cristal para repeler el agua de las lluvias. Ahora, existen en el mercado tratamientos para limpiar los cristales del coche y hacerlos repeler el agua de las lluvias, logrando así que estos no se empapen.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017