Excite

Los coches de James Bond: licencia para correr

Cierre los ojos y trate de recordar a James Bond conduciendo un coche: ese coupé deportivo que se dibuja en su imaginación posiblemente sea un Aston Martin, la prestigiosa marca británica que desde los años 60 acompaña al agente secreto. Parece que a James Bond no le gusta hacer experimentos con sus coches.

El agente 007 del servicio de inteligencia británico ha mostrado una notable fidelidad a los modelos DB5 y DBS de Aston Martin a lo largo de su carrera cinematográfica. Y eso a pesar de que el escritor Ian Fleming optó por unir al personaje con otro fabricante inglés: Bentley.

Pero sólo en una ocasión hemos visto a James Bond conduciendo un Bentley. Fue en 'Desde Rusia con amor', cuando Bond condujo un Bentley Mark IV en la segunda adaptación cinematográfica del personaje. Desde entonces los coches de James Bond han respondido casi siempre al mismo nombre: Martin, Aston Martin.

El modelo DB5 ha aparecido hasta en 5 películas, redondeando el perfil del personaje. El modelo de 1963, glamouroso, deportivo pero elegante, define a la perfección al infalible espía. No se queda atrás el modelo DBS, que con cuatro películas a sus espaldas ha cogido el relevo del mítico DB5.

A pesar de este perfecto binomio entre Bond y Aston Martin, la lista de coches de James Bond incluye otros nombres míticos, como el Lotus Esprit de los años 70 o los BMW que acompañaron a Pierce Brosnan. Todo un currículum de potencia y velocidad, pero también de estilo inconfundible.

Imagen: TheAutoChannel en youtube.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017