Excite

Neumáticos de invierno, seguridad en condiciones extremas

Al igual que nosotros cambianos nuestra indumentaria de invierno y adaptamos las prendas que vestimos al frío. Desde hace unos años, también podemos hacer lo mismo con nuestros vehículos y cambiar los neumáticos, utilizándo neumáticos de inviernos. Al igual que nosotros nos prevenimos del frío, a nuestros vehículos los podemos prevenir igualmente de las condiciones extremas.

En invierno la carretera se vuelve mucho más inestable e insegura. No es igual una carretera seca que una carretera mojada, helada o con nieve. En invierno las condiciones normales de las carreteras se vuelven más peligrosas. Una carretera mojada es el doble de peligrosa que con el asfalto seco, con nieve es cuatro veces más insegura y con hielo, hasta diez veces más. El tiempo de frenado igualmente se incrementa con el asfalto en estas condiciones y la posibilidad de que el coche deslice haciendo aquaplaning es bastante alta.

Por este motivo surgen los neumáticos de invierno. Fabricados con una mezcla de goma y sílice, son generalmente más gruesos lo que permite una mayor adherencia al asfalto. Entre sus características más notables está también el dibujo, mucho más grueso y marcado lo que permite un mejor drenaje a las ruedas. Incluso la motricidad es mucho más fácil con los neumáticos de invierno ya que el dibujo de los mismos es mucho más profundo que el de los neumáticos de verano.

Los neumáticos de inviernos tienen también muchas más láminas que hacen que las frías temperaturas no les afecten tanto. Al contar con más láminas también facilitan la frenada, reduciendo el tiempo que se ve incrementado por las condiciones del asfalto.

Con todas estas ventajas, ¿Quién se la juega saliendo en manga corta en invierno?.. ¿Y conduciendo sin neumáticos de invierno?...

Imagen: "Roberto Garcia", en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017