Excite

Neumáticos de verano: la seguridad en las cuatro ruedas

Los neumáticos de verano nos pueden salvar la vida. Su agarre y su composición son diferentes a los del invierno. Es por ello que no debemos de escatimar en ellos porque pueden salvarnos la vida. Antes de salir de viaje hay que hacerle una revisión al vehículo por lo que podemos aprovechar para ponerle las nuevas gomas.

¡A cuidarlos!

Los neumáticos de verano son diferentes a los de invierno porque la climatología durante los meses más oscuros es más adversa. El estío en España apenas tiene lluvías, lo que hace que el agarre de las ruedas sea más fácil de junio a septiembre.

Los neumáticos de verano están preparados para aguantar mejor las altas temperaturas que tenemos en la Península Ibérica. Además en el asfalto se incrementa aún más el calor debido a que absorbe la energía del sol. Mientras a partir de un descenso a 7 o menos grados centígrados pierden su función y la seguridad que deben proporcionar.

Si vivimos en zonas donde nunca baja tanto la temperatura podremos usar los neumáticos de verano todo el año.

En verano también hay que tener cuidado con la presión de los neumáticos, ya que no es la misma que en el frío invierno. Es decir, los gases de la llanta se comportará de forma diferente debido a que la temperatura es diferente. Por lo que tendremos que estar vigilando que tenga el nivel de presión sugerido por los fabricantes.

Otro cuidado que se debe hacer a los neumáticos de verano es su banda de rodadura. Hay que mirar la línea y comprobar si están muy gastados. En el caso de que así sea habrá que cambiarlos rápidamente.

Revisión antes de viajar

Los neumáticos de verano no son lo único que tenemos que vigilar antes de partir de vacaciones. También hay que mirar otros detalles como el estado del motor, el aceite, los frenos... por lo que antes de cualquier viaje largo habrá que llevar el vehículo al taller para que le han una revisión completa.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017