Excite

Polémica señal de tráfico en Francia

  • Foto: Getty Images ©

Francia vive una gran polémica después de la utilización en Borgoña de unas señales de tráfico un tanto especiales. Con ellas, se busca concienciar a los conductores de los atropellos causados por exceso de velocidad en zonas de tránsito de niños.

Se intenta una estrategia de shock, ya que lo que dice la señal es "Il reste encore des enfants à écraser, vous pouvez accélérer", que en español significa "Aún quedan niños por aplastar, puede acelerar". Con ello se quiere llamar la atención, ya que se advierte de cierta indiferencia con las señales comunes.

El debate se ha abierto en Francia, y con ello una enorme polémica. El periódico 'Le bien public' se hacía eco de la existencia de dichas señales, y las redes sociales ardían al poco tiempo. No es el primer ni último intento de buscar otros efectos con advertencias "diferentes", algunos con más fortuna que otros.

Veremos si ahora funciona, ya que hasta ahora las velocidades en zonas de colegios no eran respetada en esta región gala. Tanto es así, que los controles indicaban que se duplicaba el límite permitido, lo que ha llevado a tomar esta contundente decisión a las autoridades pertinentes.

Aún así, no han faltado las peticiones de muchos vecinos de las zonas afectadas reclamando que las retiren por inapropiadas. Eso sí, parece que no va a ser así y se continuarán mostrando, ya que ha sido una decisión meditada y como último recurso.

Publicado por Javier Molina - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Javier Molina

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018