Excite

¿Por qué son tan baratos los Dacia?

Es por todos sabido que Dacia, marca rumana adquirida por la casa francesa Renault tras su alianza con Nissan, posee una atractiva oferta de modelos cuyos precios son bastante asequibles para casi todos los públicos, eslogan que se encargan de inculcar en cada anuncio. Pero, ¿saben por qué cuestan tan poco?
    Foto: dacia.es

Bajos costes de producción

En primer lugar, por los bajos costes de producción. Aprovechan al máximo las instalaciones ya existentes que posee la marca del rombo, compartiendo un alto porcentaje de piezas e infraestructuras que permiten una reducción de costes muy importante. Sus fábricas descentralizadas buscan, como en muchos otros sectores, lugares donde la mano de obra sea barata, prueba de ellos son sus centrales implantadas en Marruecos o la India, donde los sueldos de los trabajadores poco tienen que ver ni siquiera con los más bajos de Europa.

    Foto: revistacoche.blogspot.es

Experiencia de Renault y nicho de mercado

En la venta y la postventa, fases tan importantes para el desarrollo y consolidación de cualquier empresa que se precie, Dacia cuenta con la experiencia y personal de Renault, ahorrándose formación especializada y costes de arranque que terminan por encarecer los productos. Por si fuera poco, ha encontrado un nicho de mercado donde sólo "compite" con empresas chinas cuya oferta de vehículos de momento son imitaciones que destacan por su baja calidad, cuyos acabados son a veces poco cuidados y cualquier recambio supone un dolor de cabezas para el consumidor superior al que estamos acostumbrados. Pero lejos de encarecer sus coches por falta de competencia, Dacia ha sabido jugar con sus márgenes y mantener precios bajos para ganar con los grandes volúmenes de venta.

    Foto: renault.es

Publicidad efectiva

Las empresas encargadas de su publicidad (también compartidas con Renault) son contrastadas y están apercibidas de las fortalezas del producto y qué es lo que tienen que trasladar a sus potenciales clientes. Es fiable , básico pero sin perder atractivo visual, y lo mejor de todo, "sigue siendo un coche". Con estas proclamas buscan a personas que no son amantes del automovilismo pero que no por ello van a renunciar a tener uno, buscan hacer sentir inteligente al comprador. Se centran en aquella porción de la sociedad que no le hace falta conducir un coche de marca renombrada para posicionarse socialmente, y que salgan del concesionario diciendo "he hecho una gran compra", gran relación calidad/precio.

    Foto: dacia.co.uk

No a los sobrecostes innecesarios para el comprador

Hacen suyo el 'Yo no soy tonto' y 'La calidad no es cara' (al menos un mínimo de calidad), sabiendo llevarlo a un terreno más complejo e idealista como el de la automoción, desmontando sin comlejos el plus por privilegio de marca y que su cliente no pague ningún "sobrecoste innecesario". Además, lo explotan de maravilla, tanto es así que ahora mismo su matriz, Renault, tiene mucho que agradecer en cada ejercicio anual de cuentas a lo que antes era una pequeña casa rumana que vivía de licencias por las que producía para su país el R12 y otros modelos de la casa gala.
    Foto: dacia.es

Versatilidad y cuota de mercado

Por último, juega en favor de los Dacia que son versátiles, y no puede ser de otra forma viendo la cantidad de países en las que se vende, casi 40, donde los públicos objetivo son muy dispares y la adaptabilidad incluso en equipamiento varía pensando en cada uno de ellos. En España, se han abierto hueco a pasos agigantados, y especialmente el Logan, el Sandero y el Duster tienen una cuota de mercado en sus segmentos que hacen muy rentable la 'apuesta Dacia', y que en tiempos de crisis ellos ni se inmuten.

Publicado por Javier Molina - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Javier Molina

    Foto: Facebook - Dacia España

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017