Excite

Precauciones en la compra de furgonetas de segunda mano

Como ya sabemos, la crisis hace que muchas empresas se vean obligadas a reducir plantilla y gastos en material. Para paliar las pérdidas económicas muchos propietarios de pequeñas y medianas empresas han puesto a la venta vehículos de trabajo al que ya no le dan ningún uso. La competencia de precios ha generado que en Internet encontramos cientos de furgonetas de segunda mano en perfecto estado y a precios muy bajos. Aquellos que se planteen la crisis como una oportunidad de inversión para el futuro la compra de vehículos de carga puede ser un buen negocio, aunque hay que tener en cuenta una serie de precauciones antes de apresurarnos a comprar.

Existen cientos de páginas en las que se anuncian vendedores de furgonetas y otros vehículos industriales a muy buenos precios, y los trámites de compra y venta se realizan legalmente sin ningún tipo de problemas. Pero siempre existen anuncios falsos que bajo una suculenta oferta esconden un afilado anzuelo. La inmensa mayoría de las páginas de ventas de furgonetas de segunda mano sólo sirven como tablón anuncios para poner en contacto al comprador con el vendedor. Por eso no podremos reclamar a dicha página en caso de estafa. Lo primero que tenemos que hacer al ponernos en contacto con el vendedor es solicitar el Registro de Vehículos en la Jefatura Provincial de Tráfico más cercana. Con este documento nos cercioraremos de que todos los datos coinciden con los del vendedor, además de posibles multas, cargas fiscales, ITV...

Una vez seguros de que todo coincide, lo ideal es encontrarnos con el dueño para ver la furgoneta. Si no se sabe de mecánica lo ideal es ir acompañado de algún amigo que nos asesore del estado general del vehículo. Nunca daremos dinero por adelantado, ni siquiera si nos expiden un recibo. La forma de proceder en la adquisición de un vehículo debe llevarse por la vía legal, siendo recomendable acudir a una gestoría, no sólo por el miedo a ser estafados y perder dinero, sino por la responsabilidad civil que entraña poseer un vehículo. Una de las estafas más frecuentes que se dan en Internet comienza por la imposibilidad de quedar en persona con el vendedor o ver el vehículo, se comienzan a dar vueltas y siempre terminan pidiéndonos una señal para garantizarles que estamos realmente interesados. También deben extremar la precaución los vendedores, pues se han dado casos de robos a la hora de quedar con el supuesto comprador.

Imagen: eltulipan2000.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017