Excite

¿Qué es el leasing y en qué se diferencia del leasing?

Como en España cada día que pasa se ha puesto más difícil adquirir cosas en propiedad, cada día hay más personas que se preguntan qué es el leasing y qué beneficios puede tener hacerse con un bien mediante esta fórmula. Aunque se trata de un contrato de arrendamiento, tiene algunas particularidades que lo diferencian de otros como el renting.

Un contrato comercial de arrendamiento con posibilidad de compra

Conceptos como el renting o el leasing han ido ganando cada día que pasa más protagonismo en el mercado español. Para saber qué es el leasing o cómo funciona un contrato de leasing lo ponemos es hacer la traducción del concepto. Leasing es una palabra de origne anglosajón que se traduce por arrendamiento con opción de compra del objeto arrendado.

¿Quién recurre al leasing?

Este tipo de contratos los suelen llevar a cabo entidades financieras con otras empresas o particulares que necesitan alguno de los bienes (coches, locales, maquinaria...) que las financieras ponen a disposición pero no están dispuestos a adquirirlos a corto plazo.

Suele ser una modaliad de contrato comercial muy utilizada para empresas que inician su vida. Ya que sólo tienen que ir pagando las cuotas fijadas y no se ven obligadas a tener que comprar bienes para poder funcionar. Además, si una vez finalizado el contrato, que debe ser por el tiempo mínimo de un año, quieren adquirir el bien podrán hacerlo al precio conocido como 'residual'. Este surge de la diferencia entre el precio pagado en un primer momento por el arrendador para adquirir el bien y las cantidades ya pagadas por el arrendatario.

Ventaja contable

Una de las principales ventajas de este tipo de contratos es que en contabilidad esto la cuota de amortización es gasto tributario, por lo cual el valor total del bien salvo la cantidad de la futura compra se contabiliza como gasto.

La confusión entre leasing y renting

Si ya sabes qué es el leasing probablemente no lo confundas con el renting. La diferencia entre ambos contratos comerciales radica en que en el renting la posibilidad de adquirir el bien tras la finalización del contrato de arrendamiento no existe, y aunque en ocasiones se lleve a cabo esta no es obligatoria.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017