Excite

Consejos para recurrir una multa de aparcamiento

Dicen que hecha la ley, hecha la trampa, y de ingenio los españoles van más que sobrados. Es por ello, que existen distintas actuaciones que se pueden realizar para recurrir una multa de aparcamiento que se considera injusta, y que en muchos casos tan sólo tiene un fin recaudatorio abusivo.

Buscando el agujero legal

¿Quién no ha sufrido en alguna ocasión una multa de estacionamiento que ha considerado injusta?. En muchas ocasiones probablemente sin razón pero en otras es conveniente saber cómo recurrir una multa de aparcamiento porque distintos defectos en la aplicación de la sanción pueden ahorrar un dinero.

Lo primero es que debes comprobar que las señales de señalización no están caídas y se pueden ver sin dificultad, si no es el caso puedes empezar alegando eso. Otra cosa es que estas deben estar en el idioma oficial del país, no se tiene la obligación de comprender otro dialecto.

Siempre debe existir notificación fehaciente

La notificación que se haga de la multa debe ser fehaciente. ¿Qué significa esto?. Pues que el agente de seguridad debe entregar la multa al ciudadano tras haber comprobado su identificación. Esto es interesante, ya que si la multa se te deja en el parabrisas puedes alegar que cuando llegaste al coche no había nada, porque se ha volado o se la han llevado.

Si en la multa existe algún defecto de forma, en el sentido de la calle mal escrita, la matrícula mal tomada o las horas no se corresponden puedes alegar defecto de forma y se quedarán en nada.

¿Qué no funciona contra las multas?

Sí que hay muchas excusas que se utilizar para recurrir una multa por aparcamiento que nunca funcionarán. Por ejemplo, decir que no has estacionado sino parado un instante, que tu coche no molesta o que hay más coches con la misma infracción no servirá para nada, ya que es el agente quién valora esas circunstancias.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017