Excite

Aprende a recurrir una multa puesta en zona azul

De entre todas las multas que podemos acumular a lo largo de nuestra vida como conductores, las obtenidas en una zona azul son normalmente las que suponen un coste menor pero también las que podemos recibir con más frecuencia. Y es que la imposibilidad habitual de pagar por un tiempo no superior a dos horas y los despistes, acostumbran a traer más de un problema a quienes optan por dejar su vehículo estacionado en estas áreas.

Cómo recurrir una multa puesta en zona azul es una de las preguntas habituales en los despachos de abogados, por lo que aquí te damos las claves para que aprendas cómo hacerlo y en qué situaciones es más probable que prospere tu reclamación.

Recurrir una multa en zona azul

Antes de recurrir una multa en zona azul es fundamental conocer que no es lo mismo haber cometido una infracción como aparcar el vehículo de forma no permitida, cuya multa normalmente será puesta por la policía, que ser multado por exceder el tiempo autorizado en estas áreas. En caso de que hayas resultado multado por un exceso de tiempo podrás recurrir a la policía local, que no tendrá ninguna foto de tu vehículo ya que no se encontraba mal estacionado, para solicitar un formulario estandarizado a tal fin.

Una vez tengas tu formulario existen dos formas diferentes para recurrir una multa en zona azul:

  • Aceptar la infracción cometida y achacarla a causas de fuerza mayor, cómo la imposibilidad de marcharse de un examen o del trabajo. En caso de alegar alguna causa de este tipo para justificar el haber excedido el tiempo máximo autorizado de aparcamiento, dependerá del jefe de la policía local valorar si ese justificante te exime o no de la multa impuesta. Estas causas de fuerza mayor en ocasiones sirven para evitar la sanción, ya que el tiempo límite de pago, que debe renovarse cada dos horas, es evidentemente insuficiente si se está trabajando en ese momento.
  • La segunda opción consiste en asegurar que la denuncia contra nuestro vehículo no tiene validez ya que el distintivo que autoriza al estacionamiento con limitación horaria se encontraba en el salpicadero de nuestro coche. Tendremos que indicar también que el denunciante es miembro del servicio de estacionamiento regulado, careciendo por tanto legalmente del Principio de Veracidad de cualquier Agente de la Autoridad, y que por tanto, rige el principio de presunción de inocencia frente al de denuncia voluntaria. De este modo, recurriremos con nuestro texto a otras sentencias del Tribunal Supremo, que en más de una ocasión, ha ratificado la ilegalidad de las multas impuestas por los vigilantes de parquímetros sin más pruebas que la denuncia del controlador. Y es que el Principio de Veracidad que otorga a los policías u otros Agentes de la Autoridad española la posibilidad de denunciar a alguien, no se aplica en ningún caso a los controladores de zona azul.

Es importante que recuerdes…

No debes olvidar que al recurrir una multa de zona azul es fundamental solicitar además la copia de la denuncia original y no dejar pasar las notificaciones sin recurrir o dar una respuesta. Y es que, en caso de ignorar repetidamente los avisos recibidos en el domicilio y los aparecidos en el boletín oficial de la provincia y en el tablón de anuncios del ayuntamientoen concreto, se cerrará la vía administrativa y será Hacienda quien se ocupe de cobrarte el dinero por el que has sido multado. Unos consejos a seguir detalladamente para evitar tener que pagar una multa puesta por un controlador en la zona azul de tu ciudad.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017