Excite

¿Cómo reparar el carenado de una moto?

Con el paso del tiempo, por culpa de algunas caídas o bien porque los tornillos que unen estas pastas con la moto están demasiado apretados, es posible que surjan rajas en el carenado. Para reparar el carenado de una moto hace falta un bote de masilla de vidrio, lijas y un soldador eléctrico.

Arreglo paso a paso

Lo primero para reparar el carenado de la moto es coger una lija de unos 200 gramos dónde se encuentra la grieta, para que la masilla se adhiera sin problemas. Evidentemente se lija por la parte interior de la pasta para intentar dañar esta lo menos posible. A medida que se vaya lijando las grietas se harán más visibles.

El siguiente paso es coger el soldador y unir las grietas. Hay que pasar la punta del soldador por la grieta teniendo cuidado que el plástico no se derrita demasiado. Cuando se haya finalizado esto habrá que pasar nuevamente la lija para igualar las zonas que no hayan quedado uniformes.

Masilla para los agujeros

Es posible que haya partes donde falte ya plástico, para solucionar esto hay que hacer uso de la masilla. Lo primero es fijar esta zona con un poco de cinta aislante. Con una espátula se pone un poco de masilla de fibra en la zona que tenga la rotura, y se añade un dos por ciento del catalizador que vendrá en el bote de masilla. Su función es hacer un secado más rápido de la masilla. Se mezclan bien ambas sustancias y se extienden por el carenado.

El último paso es dejar que todo se seque durante un par de horas y volver a lijar. Hay que tener cuidado con no lijar en exceso para no quitar demasiada masilla.

Un pintado para mejor acabado

Aunque a la hora de reparar el carenado de la moto la parte exterior prácticamente no se toque, es mejor volver a pintar la pieza para que el acabado sea perfecto. Además, la pintura también sirve para fijar aún más la masilla a la zona y que la zona de la rotura sea más resistente.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018