Excite

Rinspeed sQuba, el primer coche sumergible

El Rinspeed sQuba podría denominarse como el coche más todoterreno que existe, ya que puede circular por la tierra, navegar sobre el agua, e incluso bucear bajo ella. Ni el mismo James Bond se había encontrado con una joya como el sQuba, el primer coche sumergible del mundo.

Galería: mira las fotos del sQuba, el primer coche sumergible

A pesar de que algunos coches militares permiten la navegación a flote sobre el agua, el sQuba es el primero capaz de sumergirse hasta una profundidad máxima de 10 metros. Sus ocupantes podrán respirar gracias a las máscaras de aire comprimido almacenado en el motor, sin temor a que se su coche se estropee, ya que tanto la carrocería como la tapicería son resistentes al agua y a la salinidad del mar.

Pero no sólo eso, el Rinspeed sQuba es un coche totalmente ecológico, con tres motores (uno para superficie y dos para su movimiento en el agua) eléctricos alimentados por una batería de litio recargable y que le proporciona una velocidad máxima de 120 km/h en tierra, 6 km/h sobre el agua y 3 km/h sumergido.

Este biplaza sumergible está disponible sólo en su versión descapotable, ya que su diseño ha pensado no sólo en la estética sino que también apuesta por lo práctico. Un modelo cerrado impediría no sólo la evacuación de los ocupantes en caso de accidente, sino también la inmersión del sQuba con una carrocería ligera como la que posee actualmente, ya que necesitaría al menos dos toneladas de carrocería para sumergirse.

Con 3'79 metros de largo, 1'94 m de ancho y 1'12 m de altura, el sQuba incorpora también un sorprendente sistema que funciona sólo en superficie y que permite la conducción automática del coche también sin pasajeros, y que detecta mediante infrarrojos cualquier presencia humana, deteniéndose para evitar atropellos y reanudando su marcha cuando el peligro ha pasado.

Imagen: es.autoblog.com

Mira el vídeo de presentación del sQuba

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017