Excite

Los mejores accesorios para transportar niños en bicicleta

Cada vez hay más fans de las dos ruedas como bien prueban las ciudades se han llenado de carril bici y que ha aumentado el número de vehículos vendidos. Sin embargo para muchos sigue siendo un problema el transportar a los niños en bicicleta por el miedo que pueden tener a la inestabilidad del vehículo y que pueda provocar algún accidente. Sin embargo una bicicleta puede ser tan segura como un coche.

El sillín delantero y el trasero

Para transportar a los niños en bicicleta hay diferentes opciones que permiten que elijamos la que pensamos que es más segura. Se puede elegir entre silla delantera, trasera, un carrito remolque o una bicicleta unida a la del padre.

Silla trasera

Es el típico accesorio que se ve en España para llevar a un niño. Es sin duda una opción bastante atractiva porque se puede adquirir en tiendas tanto especializadas como en centros comerciales más generales. Además es barata ya que por 50 euros puedes adquirir una.

El mayor inconveniente es que está hecha para que dure poco debido a que el menor suele crecer rápidamente. En el momento que ocurra esto, habrá problemas de estabilidad.

Silla delantera

Es la misma estructura pero adaptada a ir donde suelen acoplarse las cestas de las bicicletas. Así, delante del manillar irá el niño, lo que permite que lo controlemos mejor.

El mayor problema de este tipo de accesorios es que puede provocarnos problemas de visión, como por ejemplo no percatarnos de una piedra en el camino. Sin embargo la bicicleta es más estable teniendo el sillín aquí que atrás.

En el caso de que tengamos dos hijos, una buena solución es poner una silla delantera y otra trasera.

El remolque

Existe otra forma de transportar a los niños en una bicicleta. Se trata de un remolque para los menores, que irían sentados y protegidos contra la lluvia. Otro punto positivo es llevar a un niño que está durmiendo con este tipo de transporte. Y lo más importante es el tema de seguridad: si te caes de la bicicleta, el carrito seguirá horizontalmente.

Es más fácil de buscarlo en páginas webs o, si vas de viaje a Alemania u Holanda, comprarlo en estos países donde es más normal este tipo de transporte.

Dos bicis ancladas

Si el niño es un poco más mayor, puede ir en su propia bicicleta pero que esté unida a la del padre o la madre. De esta manera el niño aprenderá a ir en el vehículo de dos ruedas pero con la seguridad de que no lo vamos a perder.

El casco y las pegatinas reflectantes

Transportar a los niños en bicicleta es una actividad en la que tenemos que poner los cinco sentidos. Protégelo también con un casco y no te olvides de poner pegatinas reflectantes en la bicicleta para ser más visibles. No olvides que más vale prevenir que curar, especialmente cuando hablamos de nuestros hijos.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017