Excite

Vehículos con control de estabilidad

El sistema de control de estabilidad es una tecnología aplicada al automóvil que posibilita que los vehículos no vuelquen. Este dispositivo es muy útil y aumenta la seguridad de los coches en la carretera ya que evitan el vuelco, siempre y cuando no choquen con otra superficie que lo hagan voltear. En España, conscientes de la importancia del ESP, se han matriculado más de la mitad de vehículos con este sistema el año pasado.

Además, los vehículos nuevos comprados con el sistema ESP han podido adherirse al Plan VIVE de rejuvenecimiento del parque móvil automovilístico. Concretamente contaban con sistema de control de estabilidad, el 57% de todos los turismos vendidos. El año anterior sólo se vendieron el 50%.

Los vehículos que quieran acogerse al nuevo Plan Vive, cuyas emisiones estén entre 120 y 140 gramos de dióxido de carbono por kilómetro, tendrán que disponer del sistema de control electrónico de estabilidad o de avisadores sobre el uso de los cinturones de seguridad.

España E Italia fueron los países de la comunidad Europea en los que se ha registrado un mayor aumento de ventas de vehículos con ESP. En otros como Suecia, el 96% de los coches vendidos contaban con este sistema seguido de Alemania con un 79 por ciento. Bélgica, Francia, Países Bajos E Italia se encuentran al mismo nivel, muy por debajo de España.

En Europa, uno de cada dos coches comercializados el año pasado tenía control de estabilidad. En el mundo, uno de cada tres contaba con ESP. Se espera que para 2012 un coche de cada dos vendidos en el mundo cuente con esta tecnología que cada día salva vidas en la carretera.

Imagen: Curvasrectas

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017