Excite

Volvo demuestra en Detroit que los coches eléctricos también pueden ser muy seguros

El Salón de Detroit 2011 sirvió ayer como marco ideal para que Volvo presentara las novedades en materia de seguridad de sus vehículos, donde la empresa sueca es líder mundial.

Las nuevas formas de proteger a los pasajeros cambian con los tiempos y sobre todo con los avances tecnológicos, puesto que no es lo mismo los problemas del vehículo tras un choque si va propulsado por gasolina que si lo hace por electricidad.

Volvo presentó sus novedades en seguridad vial a través de demostraciones en vivo con los crash-test y los populares Dummys. El protagonista de los accidentes fue un Volvo C30, un coche 100 % eléctrico que fue objeto de un accidente controlado a 64 kilómetros por hora.

Los asistentes pudieron comprobar como aunque el coche es diferente, por ejemplo las baterías eléctricas pesan y ocupan más que la gasolina y el tanque de depósito, el vehículo respondió a la perfección como ya lo hacen los tradicionales que usan el petróleo como fuente de energía.

En la presentación del acto Jan Ivarsson, responsable en materia de seguridad de Volvo, explicó que a día de hoy se ha conseguido ser, mínimo, igual de seguro que los vehículos tradicionales. Además informó que los ingeniero de Volvo han hecho hincapié en que en caso de choque las baterías no sean golpeadas por la zona deformada del coche.

Para ello se ha hecho hincapié en poner mayor refuerzos estructurales en los lugares donde se encuentran las baterías. También se han orientado los esfuerzos en evitar que haya problemas eléctricos por un accidente. Con este objetivo se ha desarrollado una tecnología que corta la corriente a tan solo 50 milisegundos de un accidente.

Imagen: volvo.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017